El estrés: cómo se produce y tipos

por Psicología0 Comentarios

¿Cómo se produce el estrés?

El entorno y nuestro pensamiento nos conducen al estrés. El cerebro es el responsable de identificar los factores estresores que desbaratan el equilibrio. Imaginemos un sujeto que se acerca a nosotros de frente, por la noche, y nos mira fijamente mientras se mete una mano en el bolsillo. ¿Se consideraría esta situación un factor estresor, una amenaza para nuestra integridad física? El cerebro es el órgano que responde a esa pregunta. Es el centinela. Si el centinela declara situación de alerta aparece la estrategia de combate: las neuronas envían un mensaje al hipotálamo para que contacte con la glándula pituitaria, que es la que estimula la liberación de la hormona llamada corticotropina que viajará por el sistema nervioso simpático previniendo al cuerpo del inminente peligro.

En minutos, la glándula suprarrenal recibe la llamada de auxilio. Libera la adrenalina y el cortisol, que junto con la noradrenalina serán los protagonistas del rescate. La adrenalina interviene de inmediato, aumenta la frecuencia cardiaca y respiratoria. Con ayuda de la noradrenalina, los sentidos se agudizan, las pupilas se dilatan, los músculos se tensan. En definitiva, el cuerpo se pone en alerta y le prepara para luchar o huir del individuo sospechoso.

El efecto del cortisol es más prolongado y diverso. Aumenta el nivel de glucosa en la sangre y promueve la liberación de dopamina, el mismo neurotransmisor que causa sensaciones placenteras como el orgasmo. La secreción de dopamina responde a las sensaciones que sentimos cuando nos enfrentamos a ciertos desafíos.

La sobrecarga de trabajo genera estrés crónico. Cuando el organismo se somete a situaciones prolongadas de estrés, la glándula suprarrenal libera cortisol en exceso, provocando daños irreparables, como el atrofiamiento de las neuronas asociadas a la memoria, potencia el estado de alerta generando ansiedad, secreción de neurotransmisores como la dopamina y la serotonina, sustancias que en caso de déficit, ocasionan depresión.

como se produce el estres

¿Qué tipos de estrés existen?

Robert Sapolsky, biólogo de la Universidad de Stanford, nos indica que el estrés es:

  • Consciente: por ejemplo, “tengo que entregar un informe mañana y todavía no he empezado”.
  • Inconsciente: cuando el cerebro responde a una situación de miedo sin saber muy bien los motivos por los que se produce. Por ejemplo, “siendo pequeña nos atracaron una noche al salir de un garaje. De adulto, sentía como mi corazón comenzaba a latir apresuradamente al entrar en cualquier garaje, sin saber los motivos”. Es producto de la represión producida por la ansiedad, provocando que se la persona se olvidase.

Sonia Lupien, diferencia entre el estrés agudo o puntual y el estrés crónico.

El estrés agudo o puntual es el estrés más común que existe y todos los seres humanos no sólo lo tienen que sufrir sino que es imprescindible para la superviviencia. Es estimulante y el que nos hace progresar. Por ejemplo, ¿Cómo seríamos capaces de acabar un proyecto que tenemos entre manos?, ¿O de estudiar y trabajar a la vez? Es gracias al estrés agudo.

Este estrés agudo puede convertirse en malo si se prolonga excesivamente en el tiempo y se convierte en estrés crónico, produciendo alteraciones en su totalidad en la persona y molestias psicológicas, dolor de estómago, jaquecas, y otros síntomas, disminuyendo su bienestar (Wheaton, 1996).

En definitiva, el estrés crónico hay que evitarlo, y en cambio, el estrés agudo es bueno para la supervivencia y es bueno para la memoria. La relación entre ambos tiene forma de U invertida: un poco de estrés aumenta la memoria, pero si es excesivo disminuye la memoria porque el cerebro confunde, por ejemplo, lo que hay que estudiar, y el rendimiento de la memoria disminuye. Por tanto, un poco de estrés agudiza la memoria a corto plazo.

Damos por finalizada la segunda parte de esta sección sobre Estrés. Te invitamos a que sigas profundizando en el tema con nuestro próximo post.

Te apoyamos como necesitas

Desde el Gabinete Emocional queremos que te sientas bien contigo mismo y ponemos todo de nuestra parte para que llegues a ese objetivo. 

Uso de cookies

Gabinete Emocional utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies